Reseña: Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes


Sinopsis:
Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes reinventa los cuentos de hadas. Elizabeth I, Coco Chanel, Marie Curie, Frida Kahlo, Serena Williams y otras mujeres extraordinarias narran la aventura de su vida, inspirando a niñas —y no tan niñas— a soñar en grande y alcanzar sus sueños; además, cuenta con las magníficas ilustraciones de sesenta mujeres artistas de todos los rincones del planeta.
100 historias de mujeres extraordinarias.

Reseña:
Buenas, ¿cómo andan? Hoy les traemos una reseña de este bello libro, del cual ya les habíamos adelantado una recomendación en el Listopia #2, cuando recién nos habíamos enterado de la fecha de publicación en español, pero aún no teníamos la versión traducida.

Si bien cuando salió todo el mundo habló de este libro, en caso de que no sepan bien de qué trata les contamos un poco su formato: es una recopilación de 100 historias reales sobre 100 mujeres de todo el mundo que se animaron a soñar más allá de lo que la sociedad les permitía, y consiguieron alcanzar su sueño. Cada historia está contada de manera breve, una página cada una, y están acompañadas por ilustraciones de mujeres de todo el mundo.


En primer lugar, me encantó cómo están narradas estas historias. Se dirige tanto a niños como a adultos, y su lenguaje es tanto accesible y fácil como preciso. Hago hincapié en "niños y adultos", sin reducirlo a "niñas y mujeres", porque lo primero que pensé fue que un libro tan genial no tiene por qué limitarse a ser leído por el género femenino. Sí, obvio, puede resultarnos en cierto punto más "interesante" o "relevante" en ciertos aspectos, pero creo que sería muy útil si no solo se les enseña a las niñas a que sigan sus sueños sin importar las limitaciones que los demás les quieran imponer, sino también a los niños y adultos, ya que son parte importante de los problemas que enfrentamos día a día, aunque lo hagan sin saberlo a conciencia. Cuantos más niños y hombres entiendan cómo tenemos que luchar por los lugares que ocupamos en la historia, creo yo que más rápido podríamos generar un cambio en la sociedad.

Bien, quitando la valoración en cuanto a la importancia para el feminismo (perdón, seguramente me voy a dejar llevar varias veces a lo largo de esta reseña, sepan entender mi entusiasmo, jaja) es un libro por demás bellísimo. Como les decía, cada historia está acompañada por un retrato, y cada uno es más impresionante que el anterior. Retratan la esencia de cada una de estas maravillosas niñas y mujeres (porque no crean que solo hay mujeres adultas, el libro está lleno de niñas pequeñas que con tan solo unos años de vida lograron cosas increíbles en el mundo).


El orden en que aparecen es alfabético, por lo cual vamos leyendo sin orden cronológico las historias, y me encantó descubrir relatos de hace miles de años, sin fechas exactas, cercanas al año 300, tanto como del 1700, del 1900 y la actualidad. De hecho, me sorprendieron algunas cosas: primero, que muchas de las historias contemporáneas son muy actuales, como los casos de Malala Yousafzai (nacida en 1997), o de Ann Makosinski (nacida el mismo año). Es increíble pensar que niñas más chicas que yo consiguieron hacer algo para intentar cambiar el mundo, o aunque fuera su mundo, y las injusticias que vivían (y aún viven) día a día.

En segundo lugar, me sorprendió el hecho de que muchas de las mujeres o niñas a las cuales sí conocía, me sonaban por motivos completamente diferentes que los relatados en este libro. ¿A qué me refiero? A lo que suele pasar: cuando una mujer es conocida mundialmente, suelen relatarse aspectos que nada tienen que ver con sus luchas feministas, o siquiera su propia lucha relacionada a cuestiones de derechos humanos u otras hazañas similares. Redescubrí sus historias y las miré con ojos completamente diferentes. Por otro lado, las historias que no conocía pero que trataban sobre descubrimientos o acontecimientos muy importantes me generaron una rabia e impotencia impresionante, porque por ejemplo TODO el mundo sabe lo que hizo Galileo Galilei, o quiénes son Sócrates, Platón y Aristóteles, pero yo por ejemplo no conocía la historia de Hipatia, matemática y filósofa, quien vivió en el año 400 aprox. y, entre otras cosas, inventó el astrolabio, que sirve para calcular la posición del sol, la luna y las estrellas. O que Wang Zhenyi, en el 1700, descubrió que los eclipses lunares eran un fenómeno posible de explicar mediante la lógica, y no se trataba de que los dioses estuvieran enojados. ¿Por qué no nos llegan estas historias, como tantas otras? Bueno, ya sabemos por qué... los hombres acapararon la historia por completo. Aunque una mujer hubiera descubierto lo mismo antes.


Me fascinó también descubrir que estas mujeres provienen de todos los rincones del planeta. Llegué a leer sobre lugares que no sabía ni que existían, y sobre algunos de los que no suele leerse normalmente. Cualquier niña en el mundo puede leer este libro y seguramente encontrará una historia sobre su país, o al menos encontrará alguna historia muy, muy cercana en cuanto al contexto vivido en cada sociedad. Además, si bien hay figuras políticas, como Evita, Michelle Obama, Hillary Clinton, y hasta algunas reinas, todo lo relatado se remite estrictamente a lo que hicieron y, más allá de la opinión política de cada uno, es indudable que cada una de ellas tuvo que afrontar situaciones en donde muchas otras mujeres quizás se hubieran sentido intimidadas por la sociedad que las rodeaba.


Finalmente, pero no menos importante, lo que yo no sabía y me enteré al comenzar a leer el prefacio, es que este proyecto vio la luz gracias al más de un millón de dólares que recaudaron mediante crowdfunding, y la cantidad de patrocinadores de todo el mundo que lo apoyaron. ¿No es genial? Me hace pensar en que todavía queda un poco de esperanza en este mundo si un proyecto tan bello fue no solo apoyado, sino prácticamente reclamado por la gente. Evidentemente QUEREMOS más libros así. Ni hablar del hecho de que está dirigido especialmente a los más pequeños, para que se inspiren y no dejen que nadie les diga qué es lo que pueden o no hacer.

Así que, como se habrán imaginado, este libro me encantó, me enamoró, y quiero volver a leerlo un millón de veces. En dos noches me devoré estas 100 historias, y estoy segurísima de que voy a volver seguido para recordar las historias, investigar un poco más y enterarme con más detalle de cada una de ellas. Además, pienso leérselo a mi sobrinita de 8 años cada vez que venga a visitarme, porque me llena de esperanza pensar en que quizás pueda transmitirle estos pensamientos de una forma interesante y súper accesible.

¿Ustedes ya lo leyeron? ¿Qué opinan de estas historias?
¿A quién se lo recomendarían?



1 comentario:

  1. Muy buena reseña, este libro es genial y una buena iniciativa para dar a conocer todas esas historias maravillosas.

    Por cierto, tienes un blog muy lindo y organizado, amo el diseño.

    ResponderEliminar