Listopia #2: Dos libros sobre feminismo


Hola, amigos! Hoy les traigo las reseñas de dos libros que leí en inglés y que disfruté mucho. Son ambos de temática feminista y me gustó la idea de compartirlos con ustedes.

Si no vieron la primera entrada de esta nueva sección llamada Listopia, pueden leerla haciendo click aquí.


Reseña: Caraval


Sinopsis:
RECUERDA, SOLO ES UN JUEGO...
Scarlett Dragna nunca ha abandonado la pequeña isla en la que ella y su hermana Tella viven bajo la vigilancia de su estricto y cruel padre. Desde hace años Scar sueña con asistir a la celebración anual de Caraval, unos legendarios juegos que duran una semana y en los que el público participa para ganar el Gran Premio. Caraval es magia, misterio y aventura. Y para Scarlett y su hermana representa la libertad y poder huir de su padre. Ahora que está a punto de casarse con un hombre al que nunca ha visto, Scar cree que su sueño nunca se cumplirá. Pero justo dos semanas antes de la boda recibe las tan ansiadas invitaciones a los juegos. Sin embargo, una vez allí nada sale como espera: Legend, el Maestro de Caraval, secuestra a Tella y Scarlett se verá obligada a entrar en un peligroso juego de amor, sueños, medias verdades y magia en el que nada es lo que parece. Real o no, sólo dispone de cinco noches para descifrar todas las pistas que conducen hacia su hermana, o ésta desaparecerá para siempre…

Reseña:
Este libro lo leí durante la #LCCaraval. Si ya lo leyeron y quieren divertirse un rato con nuestras reacciones a medida que lo íbamos leyendo en conjunto, vayan a chusmear el hashtag a twitter. Si todavía no lo leyeron es preferible que no entren, puede que en la emoción se nos haya escapado información de más jeje

Ahora sí, a lo nuestro: la reseña de Caraval. Este es un libro que venía con mucho hype, y la verdad a veces me da un poco de miedo eso. Las expectativas son muy altas, y después uno siente que se decepciona si la historia es algo menos que megaexcelente y súper única y original (?). Bueno, quizás exagero, pero entienden de lo que hablo. Lo bueno es que cumple bastante con las expectativas, solo que no terminamos de entender casi nada hasta el mismo final.

Vamos desde el principio. El primer capítulo empieza con una sola oración: "Tardó siete años en acertar con la carta". A continuación, hay 7 cartas dirigidas a Legend, el misterioso maestro de Caraval. Todas están firmadas por Scarlett, nuestra protagonista. En ellas, Scar le pide, año a año, que lleve Caraval a su ciudad, porque eso haría muy feliz a su hermana, Donatella. En cada carta vamos notando cómo pasan los años, y a pesar de que Scarlett va creciendo, no parece perder las esperanzas de que algún día, Legend cumpla su pedido. Sin embargo, en la última carta le escribe que ya no le va a pedir que vaya, es inútil; ahora está comprometida. Por algún motivo, el maestro de Caraval no solo le responde, sino que le envía tres invitaciones para su próxima interpretación: una para ella, otra para Tella, su hermana, y la tercera para su prometido.

Todo esto solo es el primer capítulo, y ya nos estamos mordiendo las uñas... cuánta intriga, ¿no? Arranca el siguiente capítulo y vamos poniéndonos en contexto de la historia. Scar y Tella son hermanas, y viven con su padre, el gobernador de la isla Trisda. Su padre es un hombre que solo puede ser descripto como un ser despreciable, asqueroso, odioso... y podría seguir así hasta el infinito. No tiene ningún problema en ejercer la violencia, contra cualquiera que se le cruce en el camino, pero sobre todo contra sus propias hijas. Las manipula como quiere, porque básicamente las tiene amenazadas. A todo esto nos enteramos de que si Scarlett está comprometida es únicamente una maniobra política de su padre, porque el prometido es un hombre de poder, pero ella ni siquiera lo conoce en persona, solo por carta. El nivel de manipulación de su padre llega a tal punto, que Scar no sabe ni el nombre de su prometido ni la fecha de su propia boda. Sin embargo, ella está segura de que esta es su única opción para escapar, y llevarse a su hermana con ella.

Habría sido más fácil dejarla marchar si al menos se hubiese despedido, si hubiera escrito una nota o dejado la más mínima pista de adónde o por qué se había marchado, pero Paloma se desvaneció sin más y sin llevarse nada consigo. Desapareció como una estrella que se quiebra y deja el mundo como estaba salvo por los fragmentos de luz que faltan y que nadie volverá a ver jamás.
Ahora bien, obviamente las invitaciones de Caraval lo cambian todo, en teoría. Ellas saben que es prácticamente imposible huir de su padre, y Scarlett hace todo lo posible por convencer a Tella de que es una muy mala idea intentar escaparse para participar de Caraval, pero su hermana es una persona bien decidida e impulsiva, y va a hacer todo lo posible por conseguir una forma de llegar hacia la isla en la que se desarrollará. Cuentan con la ayuda de Julián, un marinero que acababan de conocer casi de casualidad, pero que al presenciar la violencia de su padre se ofreció a sacarlas de la isla.

No quiero contar absolutamente nada más de lo que pasa en el medio, porque todo puede ser una pista. Obviamente llegan a Caraval, ese es el punto de la historia, así que solo voy a comentar algunos puntos al respecto. En primer lugar, desde el mismo momento en que están a punto de llegar a la isla (no, todavía ni siquiera llegaron) ya empezamos a dudar de todo lo que pasa (el contexto en el que llegan, una desaparición misteriosa, los personajes involucrados...). Como les decía, todo pequeño comentario cuenta, así que eso lo dejo ahí. Avanzamos un poco más, y Scarlett está por entrar a Caraval propiamente dicho. Ya tuvo que atravesar toda una isla muy extraña, con una ambientación tan detallada por parte de la autora que uno siente que está allí mismo, con Scarlett.

Los secretos son valiosos en esta isla. Cuídate de revelar los tuyos con demasiada libertad. Si la gente sabe qué es lo que más deseas, lo podrán utilizar en tu contra.
Lo primero que hay que remarcar, es que desde el minuto cero todo el mundo le advierte una sola cosa: NO CREAS EN NADA, TODO LO QUE SUCEDE EN CARAVAL PUEDE SER UN ENGAÑO. LOS LÍMITES ENTRE LA FANTASÍA Y LA REALIDAD SE DESDIBUJAN EN ESTE JUEGO. Y si bien nos ponemos en plan de "Dale Scarlett, te dijeron que no creas nada, dejá de ser tan ilusa"... la verdad es que ni nosotros mismos sabemos ya dónde estamos parados. De pronto se empieza a involucrar la magia, muy de a poquito, hasta que llegamos al punto de en serio no poder distinguir qué es real y qué no. La magia está presente en todo momento, a veces en menor medida y a veces de a baldazos directamente. Y si bien pasan los capítulos y cada vez entendemos menos, créanme cuando les digo que todo vale la pena al final.

Toda persona tiene la capacidad de cambiar su destino si tiene la suficiente valentía para luchar por aquello que desea más que cualquier otra cosa.
Cada capítulo y cada personaje que va pasando, parece que estamos más lejos de entender. Pero la verdad es que todo, incluso cada mínimo detalle, tiene una explicación al final. Hago hincapié en esto porque mientras hacíamos la lectura conjunta algunos sentíamos que todo esto no estaba llevando a ningún lado, o que la autora estaba siendo demasiado retorcida por nada. Si bien por momentos da la sensación de que algunas cosas son demasiado, repito que todo tiene su explicación. No desesperen, que al final todo va a tener sentido. Y si bien a lo largo de la lectura uno puede hacer mil suposiciones, no hay forma de que adivinemos el panorama general de lo que está pasando, ni de casualidad. Alguna que otra cosa puede llegar a resultarnos... no diría predecible, sino que el camino estaba yendo hacia un lugar, pero la realidad es que nos cuestionamos constantemente todo. Y teniendo en cuenta que desde el principio hacen tanto alarde de "No hay que creer en nada", uno prácticamente se rinde. Creo que lo mejor es dejar de intentar adivinar y dejarse llevar por la historia.

Recordó haber pensado que enamorarse de él sería como enamorarse de la oscuridad, pero ahora se imaginaba que él era más bien como una noche estrellada: las constelaciones siempre están ahí, fijas, una magnífica guía contra la sempiterna oscuridad.
A medida que las noches van pasando en Caraval y Scarlett va atravesando los desafíos que le imponen, además nos vamos cruzando con muchísimos personajes muy peculiares. Todos son geniales, cada uno tiene algo que lo hace increíble y mágico, y sinceramente nos dan ganas de saber más de ellos. Son muy pocos los que aparecen con constancia, pero tengo la sensación de que el segundo libro nos va a contar un poco más de ellos.

La mayor parte de la magia de Caraval consumía tiempo, se empapaba de las horas del día y las convertía en maravillas por la noche. Y esa noche se estaba agotando.
Bueno, hasta acá llegué. Esto fue un intento de reseña medio extraña. No les puedo contar lo genial que resultó Caraval, lo tienen que leer, se los juro. Intenté dejarles algunas de las maravillosas citas que fui marcando a lo largo del libro, pero el libro entero está para citarlo. En serio léanlo, no se van a arrepentir.

¿Ustedes ya lo leyeron? ¿Qué opinan?


Alrededor del mundo: No soy un serial killer


¡Buenas! ¿Cómo andan? Hoy quisimos volver a hacer esta sección que teníamos un poco abandonada, porque nos parece divertida para ver cómo son las portadas de algunos libros en los distintos países del mundo.
Esta vez le toca a No soy un serial killer, que si bien mantiene una temática bastante pareja para la tapa, tiene variedad.





¿Qué opinan, les gustó? Las que más se abrieron del original fueron Polonia, Francia, Italia y Latinoamérica. Por algún motivo, en Francia e Italia les pareció relevante poner una mosca (?)
Personalmente prefiero mil veces la de Latinoamérica, resulta súper interesante la ilustración, creo que llama mucho más la atención, ¿no?

¿Cuál fue su favorita?

Reseña: La lógica inexplicable de mi vida

Sinopsis:
Durante toda mi vida me sentí seguro de todo. Tengo al mejor papá que alguien podría pedir. Mi familia, de raíces mexicanas, siempre estuvo ahí. Samantha y Fito, mis mejores amigos, son simplemente eso: los mejores. Al menos para mí.
Pero hay algo que me perturba.
Y sé que todo está a punto de cambiar para siempre. Tal vez de eso se trate la vida, de cambiar, crecer, arriesgarnos. Pero necesito encontrarle una lógica, un sentido, antes de perderme en mí mismo.
¿Quién soy? ¿Por qué me siento así? Espero descubrirlo. Pronto.

Reseña:
Voy a comenzar por el principio. Por si todavía no leyeron Aristóteles y Dante descubren los secretos del universo, les recomiendo que lo hagan. Este tipo, Benjamin Alire Sáenz, sabe de lo que escribe. Es como Levithan, un capo, y por ahora amé todo lo que leí de él ♥ En caso de que les interese la historia de Ari y Dante y todavía no la hayan leído, pueden leer mi reseña haciendo click aquí.

Ahora sí, vamos a meternos de lleno en este nuevo libro, esta vez publicado por VRYA (el anterior había llegado a la Argentina de la mano de Planeta). La inexplicable lógica de mi vida sí es un libro situado en la actualidad (a diferencia del anterior, que transcurre en el año 1987), y la diferencia es que la cosa pasa por otro lado acá. Si bien hay personajes gays, no son los principales y no es la temática ni la "problemática" principal. GENIAL. Me encanta cuando estos temas están como por un costadito, como algo súper normal en la vida cotidiana de alguien, y lo que te están queriendo contar es otra cosa. Me encanta que naturalicen eso, porque es como todos deberíamos tomarlo (idealmente), ¿no? El papá de Salvi es gay, y está todo bien.

¿Cuál es el "problema", entonces? ¿De qué trata la historia? Pufff... de muchas cosas. Comienzo por contarles un poco acerca de los personajes. Salvi y Sam son mejores amigos, y están en el último curso. Salvador es un chico tranquilo, callado, inteligente. Sam es todo lo opuesto, ella es muy extrovertida, está hablando todo el tiempo (muchas veces aunque no sepa realmente de lo que está hablando), es muy emocional, anda con un chico distinto cada semana, y pasa por "etapas" en las que todo se trata acerca de algo... Por ejemplo, una vez tuvo la etapa de los colibríes, y se la pasaba hablando sobre ellos y sus datos curiosos. También está Fito, un chico muy particular. Salvi es su amigo (uno de los únicos) e intenta ayudarlo, porque está en una situación terrible: su madre y sus hermanos se dedican casi exclusivamente a consumir drogas, mientras que él es un chico muy inteligente al que le cuesta demostrar sus capacidades, porque nadie espera nada de él.
Si bien al principio Sam prejuzga bastante a Fito, por el mismo motivo que los demás, de a poco van surgiendo oportunidades para demostrarse mutuamente la clase de persona que realmente son.

La historia de Salvador nos la vamos enterando de a poquito, a medida que él nos va contando los detalles. Es adoptado, y si bien él luce como el típico estadounidense caucásico, su familia adoptiva es de origen mexicano, y él se crio como si fuera un mexicano más (las costumbres, las comidas, las frases en español). Los problemas empiezan a surgir cuando Sal empieza a tener reacciones inusuales: cuando un compañero de la escuela se lo cruza por la calle y le dice "Tu papá es un marica", va y le da un golpe al chico. También reacciona mal cuando escucha que alguien usa en forma despectiva algún adjetivo para referirse a los mexicanos, o viceversa, cuando alguien no lo considera lo suficientemente mexicano y le dicen pinche gringo. Él no es así, violento. Y su padre claramente no aprueba su reacción, es un hombre muy pacífico y tranquilo, que piensa que todo se puede solucionar con palabras.

Lo miré a los ojos. Nos quedamos observándonos un largo instante. Me alegró no ver furia.
–Salvador –dijo entonces–, no está bien hacerles daño a los demás. Y de ningún modo está bien ir por ahí dándoles puñetazos en el rostro.
Cuando me llamaba Salvador, sabía que se trataba de un asunto serio.
–Lo sé, papá. Pero no sabes lo que dijo.
–No me importa lo que dijo. Nadie merece que lo agredan físicamente solo por haber dicho algo que no te agradaba.
Este libro está lleno de frases así, tan geniales. Vicente, el papá de Salvi, es muy genial. Y tanto él como la familia entera, adoran a Salvador (y es una familia muy numerosa, tiene muchos tíos). Otro personaje muy tierno, y súper importante en esta historia, es su abuela, la mamá de Vicente: Mima. Es una anciana muy especial, que además de adorar a sus hijos, adora a Salvi más que a nadie en el mundo. Su relación es preciosa, y también tiene frases como las de Vicente, que son para imprimir y poner en un cuadrito, y también para morir de risa en algunos casos.

–¿Te acuerdas del día que me enojé con Conrad Franco?
–Sí, me acuerdo. Me dijiste que lo odiabas.
–Y tú dijiste: "Ay, mijito, tú no odias a nadie". Y yo te dije "Sí, lo odio".
Se rio
–¿Te acuerdas de lo que me respondiste?
–Lo recuerdo –asintió–. Te dije que solo había dos cosas que hacía falta aprender la vida. Tenías que aprender a perdonar y tenías que aprender a ser feliz.
Soy feliz, Mima –le estaba mintiendo, pero no todas las mentiras son malas.
–Eso significa que has aprendido a perdonar.
–Es posible que no –no dije nada sobre las ganas que tenía de andar por ahí noqueando a la gente.
El problema se empieza a hacer mayor cuando Salvi se da cuenta de que está reaccionando a los golpes demasiado seguido ante situaciones que lo hacen enojar. Pero en todas esas situaciones el hilo conductor es el mismo: intenta defender a quienes quiere, aunque no de la forma en que debería. Odia que le pongan etiquetas a su papá, a los mexicanos en general, a su amigo Fito por todo lo que pasa, a Sam. Él quiere defender a todos, pero reacciona de mala manera, y esto está relacionado, entre otros motivos, con el hecho de que, como le sucede a casi todo chico adoptado, se empieza a preguntar por sus padres biológicos y todo lo que implica la adopción. ¿Por qué lo abandonaron? ¿Qué tiene de malo él? ¿Serán malos? ¿Será como ellos?

Como si todo esto fuera poco, comienzan a sucederse una serie de eventos en los que no es solo él, sino todos a su alrededor, encuentran que su mundo está al revés, porque alguna tragedia les cambia drásticamente el rumbo de sus vidas. Cada uno va a ir llevando la pérdida de distinta forma, y cada uno tendrá algo que aprender de los demás, y algo que enseñarles a los demás.

Con esta historia creo que Benjamin Alire Sáenz intenta mostrarnos no solo las problemáticas típicas de un adolescente (esa etapa en la que parece que todo está saliendo mal, que todo el mundo está en nuestra contra), sino también que es posible salir adelante ante cualquier situación si uno se lo propone, en especial si se deja rodear de gente que intenta ayudar a su manera, y si uno se abre a la posibilidad de relacionarse con los demás, compartir los problemas y estar acompañado en el dolor, lo que inevitablemente va a llevar a que, también, estén acompañados en los momentos de alegría.

La narración de este autor es siempre tan poética, tan linda. Tiene una forma particularmente hermosa de contar las cosas, de relatar un recuerdo, que hace que nos llegue a lo más profundo de nuestro ser. Les recomiendo fervientemente que lean este libro, porque no se van a arrepentir.

¿Ya habían leído Ari y Dante?
¿Les gusta este autor?