Harmony Clean Flat Responsive WordPress Blog Theme

Reseña: Trilogía de Jude

lunes, 23 de febrero de 2015 The Magical Library 2 Comentarios Etiquetas : , , , , ,


Autor: Nicole Williams
Editorial: Montena
Páginas: 330 en promedio cada uno
Año de publicación (Argentina): 2014

Sinopsis:
Te quiero pero te odio.
Lucy ha oído decir esa frase incontables veces, pero hasta ahora nunca había pensado que podía llegar a comprenderla tan bien. En realidad, desde el día que conoció a Jude navega por aguas turbulentas, incapaz de aclararse y descifrar qué siente. Entre toda la confusión, algo le parece evidente: Jude no es un chico adecuado para ella. Cínico, inaccesible, descarado hasta decir basta... En definitiva, el clásico tipo malo que parece predestinado a romperle el corazón a cualquiera que sucumba a sus encantos.
Y, sin embargo, Jude ejerce una extraña atracción sobre ella. Una atracción de la que parece imposible escapar...

[Aclaración: si no leíste la saga completa, las reseñas pueden contener spoilers, por lo tanto no es recomendable leer por ejemplo la reseña del tercer libro si todavía no se leyó el primero ni el segundo]

[El lado explosivo de Jude]
Lucy es una chica que pretende salvar el mundo. Se la pasa adoptando perros abandonados, se anota en campañas de todo tipo (recolección de juguetes, voluntaria dando clases particulares), preside concursos a beneficio, todo lo que pueda hacer en favor de los demás, ella lo hace.

Pero ese verano tenía que enfrentarse a una vida totalmente nueva. Su familia se había mudado del lugar donde siempre habían vivido a una cabaña que solían usar para vacacionar, y no era lo más lujoso del mundo. Habían perdido casi todo su dinero, por lo que tenía que acostumbrarse a una nueva vida, lo que incluía un cambio de colegio, cambio de amigos, y resignar algunas de las cosas que más le gustaba hacer —aunque lo de salvar perros abandonados no pudo dejarlo del todo—. Hacía 5 años que su familia llevaba viviendo como por inercia, luego de la pérdida de un ser querido muy importante para ellos.

La única pasión de Lucy es la danza. Y era lo único por lo que estaba dispuesta a luchar pese a que hubiera o no dinero en la familia, porque era lo que lograba hacerle olvidar todos sus problemas.

Lamentablemente, su primer día en el nuevo instituto fue un desastre. No conocía a nadie pero ella ya era conocida por ser la nueva y haber conseguido unos besos durante las vacaciones con el famoso Jude Ryder: entre las otras chicas era una prostituta. Nadie sabía con exactitud qué había pasado entre ellos dos, pero dada la reputación de Jude, se imaginaban de todo menos estar agarrados de las manos. Sin embargo, tuvo la suerte de encontrar a una chica que es más amable de lo que parece y logran tener una amistad. Su nombre es Taylor y de a poco la entiende y acepta que Lucy sea tan distinta a ella.

Como era de esperarse, Jude y Lucy se enganchan pero dan un millón de idas y vueltas, y en los momentos en que parece estar todo bien, algún fantasma del pasado de Jude se inmiscuye para arruinar la “relación” que intentan sostener. En el medio está Sawyer, el típico chico que lo tiene todo y deja a todas las chicas rendidas a sus pies —aunque no en la forma que Jude lo hace—, quien no se da por vencido e intenta ir tras Lucy en cada bajón de la relación con Jude.
***
[El lado peligroso de Jude]
Lucy y Jude parecen haber empezado bien este nuevo año. Ella entró a la escuela de danza, y él a una universidad. Pese a la distancia, se ven bastante seguido y las cosas están mejorando.

Sin embargo, la aparición de Adriana, una de las “Hermanas del Alma” (las animadoras que se dedican a hacer todo lo que un jugador necesite, para facilitarle sus prácticas), pone loca a Lucy. Ella confía y sabe lo mucho que Jude la ama, es de Adriana de quien desconfía. No deja de aprovechar cada oportunidad que tiene para tirarse encima de Jude y poner celosa a Lucy. Y sus reacciones ante los actos de la animadora van a provocar unas cuantas peleas, ya que Adriana no desaprovecha ninguna oportunidad, y a la mínima chance que ve de empeorar su relación, ataca.

Jude, a pesar de que hace su mejor esfuerzo por no reaccionar como lo hacía al principio, no puede creer que después de todo lo que pasaron, Lucy se siga preocupando: él solo tiene ojos para ella. Y esa falta de confianza hace que tengan altibajos constantes. A veces es Adriana la que aparece con una de las suyas para arruinarlo todo. Y otras veces son ellos mismos que parece que no pueden estar varios días sin pelearse, y terminan enojándose por el mínimo problema.

Por suerte, Lucy cuenta con dos grandes amigas, que de vez en cuando la ayudan a mantener los pies sobre la tierra: Holly, la mejor amiga de Jude que pronto se volvió su propia mejor amiga; e India, su compañera de cuarto en la universidad. Cada una a su manera va a alegrarle el día cuando ella se sienta mal, y a darle esperanzas cuando sienta que todo esté perdido.

Claro que Lucy no es perfecta, cree que todos los problemas en la relación son causados por Jude, pero cuando logra entender que no es así, que ella se estaba poniendo trabas a sí misma porque no estaba segura de poder enfrentar los altibajos, la relación empieza a tener más sentido. Más cuando él hace lo imposible por dejar de ser quien era, y cambiar para poder estar a su lado sin lastimarla.

***
[El lado irresistible de Jude]
En este final de la trilogía nos encontramos, en principio, con más de lo mismo: Lucy y Jude se aman pero cada dos minutos se quieren matar. Todo empeora cuando Jude queda elegido para jugar en un importante equipo, lo que implica que van a ser, básicamente, ricos. Y a Lucy no le gusta nada cómo reacciona Jude ante el dinero. Ella no quiere que cambie nada. Si bien obviamente les viene bastante bien el dinero, Lucy no quiere que todo pase por ahí. Y Jude, que siempre la pasó mal, no puede evitar gastarlo todo en ella.
La relación a distancia también la complica bastante, y aunque se las arreglan para verse de vez en cuando, las cosas no parecen estar funcionando bien. 

Lucy intenta mantener su independencia económica, consiguiéndose un trabajo y así poder tener su propio dinero. Al conocer a las novias (y en algunos casos, esposas) de los compañeros de Jude, lo único que puede ver es interés. Ninguna parece estar realmente enamorada, más que de las cuentas bancarias de sus novios. Es por eso, básicamente, que necesita su propia independencia: ella no es como las demás.

Sin contar muchos detalles, tengo que decir que lo que finalmente sucede me shockeó por completo. No me esperaba que las cosas resultaran como resultaron, y sinceramente me decepcionó. Porque si bien ya habían algunas cosas que no me convencían del todo (como que Jude fuera tan posesivo por momentos, y que Lucy a veces no hiciera nada por cambiarlo), creí que eventualmente iban a tomar cierto curso las cosas que hicieran que todo esto tuviera sentido.

Además, en los tres libros se involucra el problema del supuesto "triángulo amoroso": en el primero fue Sawyer el que quiso meterse, en el segundo fue Adriana, y ahora el jefe de Lucy. La verdad, ya empieza a cansar un poco: todo gira en torno de los celos que tiene uno, después de los celos del otro, y vuelta a empezar...

No sé qué decir al respecto, si bien entiendo que a esa edad no se puede pedir mucho (y las hormonas no ayudan), ya era demasiado. 
***
Opinión general:
La verdad es que la saga empezó gustándome mucho. No eran los mejores libros de la historia, pero creo que esta relación imposible tenía un punto, y era demostrar que si uno quiere conseguir algo (o a alguien, mejor dicho) tiene que pelear por ello, aunque parezca imposible, aunque todo el mundo te diga que no está bien, aunque haya un millón de impedimentos… 

Lucy no es perfecta, pero intenta demostrarle a Jude que su pasado no tiene por qué marcar su presente ni su futuro, y que no es la clase de persona que todo el mundo le dice que es. Es una historia muy linda para reflexionar sobre el amor y cuánto está uno dispuesto a sufrir y sacrificar por él. 

Pero, finalmente, me decepcionó el rumbo que tomó el final de la historia. Me pareció bueno que de una vez por todas se contara la historia de un relación que no fuera perfecta, sobre todo que ninguno de los dos tuviera la culpa (o mejor dicho, cada uno tuviera parte de la culpa por algo), cosa que no se estaba viendo muy seguido. Pero no entendí si la idea era dar una especie de lección con ese final, o intentar parecer "realista", o qué...
Sencillamente no me gustó, me esperaba otra cosa.

¿Ya leyeron la trilogía? ¿El final les causó la misma sensación?
¿Qué opinan al respecto?

Puntuación:

RELATED POSTS

2 comentarios

  1. Yo he leído opiniones muy diferentes respecto a esta trilogía y no creo que vaya a leerla, sin embargo me alegra que te hayan gustado.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, empezó gustándome pero después cambié de opinión :/
      ¡Saludos!

      Eliminar